Arica Contigo Web

Combate a la delincuencia: compañías de teléfonos deberán individualizar a usuarios de prepago

La Sala aprobó legislar sobre el proyecto que establece mayores barreras de entrada y requisitos para los usuarios de esta modalidad, contribuyendo así a la persecución más eficaz de los delitos y del crimen organizado.

Hasta el próximo 18 de enero de 2024 se fijó como plazo para realizar indicaciones al proyecto que obliga a las concesionarias del servicio telefónico a individualizar a los asociados en la modalidad de prepago.

Ello, luego que la Sala del Senado aprobara en general dicha iniciativa que cumple su segundo trámite y que tuvo su origen en una moción de diputados.

El senador Enrique Van Rysselberghe en su calidad de presidente de la Comisión de Transportes y Telecomunicaciones dio detallado informe del proyecto y afirmó que “con el uso de la telefonía de prepago se han detectado tres tipos de ilícitos de mayor frecuencia, puesto que el anonimato de los números de prepago es la principal herramienta para delinquir, ya sea mediante estafas telefónicas que ocurren desde distintos lugares y no sólo desde el territorio nacional, o bien, llamadas inoficiosas que saturan los servicios de emergencia o la coordinación de actividades delictivas desde los recintos penitenciarios o desde el exterior”.

Precisó que “es necesario que existan mecanismos de bloqueo para los números asociados a esos equipos y se aplique la prevención con barreras de entrada significativamente mayores”.

Durante el debate hicieron uso de la palabra los senadores: José Miguel DuranaLuciano Cruz CokeXimena ÓrdenesClaudia PascualIsabel AllendeKenneth PughIván Flores, Ximena RincónMatías WalkerDavid SandovalLoreto Carvajal y José Miguel Insulza.

En la ocasión diversos senadores y senadoras hicieron presente que, en la actualidad, no existen barreras de entrada a los servicios telefónicos de prepago, lo que ha permitido su masificación. Aseguraron que tampoco se firma un contrato de prestación de servicios, ni se requiere una identificación del adquirente.

En esa línea, valoraron que el proyecto establezca la posibilidad de que dichos equipos sean bloqueados y los números asociados que no se hayan registrado en los plazos fijados por la ley, permitiendo siempre al usuario afectado solicitar la rehabilitación del servicio una vez realizada la inscripción de los datos solicitados.

Al respecto, manifestaron que el teléfono de prepago se utiliza para distintos tipos de delitos, como estafas, usurpaciones de identidad, extorsiones, amenazas, grooming y en preparaciones previas para cometer delitos, entre otros.

Por otro lado, también se anticiparon algunos perfeccionamientos al texto legal, presentado hace 5 años puesto que «las tecnologías han cambiado» y se requiere una “identidad digital para saber quienes están usando los teléfonos de prepago” contar con los marcos regularios actualizados para la protección de los datos personales y avanzar en la interoperatibilidad de los sistemas, entre otros desafíos.