Arica Contigo Web

Comisión de Educación del Core sesionó en el Liceo A5 debido al paro estudiantil

En respuesta al paro estudiantil y las demandas planteadas por los alumnos del Liceo Jovina Naranjo (A-5) en Arica, la Comisión de Educación del Consejo Regional de Arica y Parinacota sesionó en las instalaciones del mismo liceo. La movilización estudiantil, que destaca la falta de equipamiento tecnológico y otras deficiencias en la infraestructura educativa, ha generado un llamado de atención a las autoridades regionales y ha reunido a estudiantes, profesores y apoderados en un frente común por una educación de calidad.

El gobernador regional, Jorge Díaz Ibarra, se pronunció en apoyo a las peticiones de los estudiantes y propuso la posibilidad de implementar un Plan Maestro que aborde las necesidades de equipamiento en diversos establecimientos educativos. Además, se coordinó que este jueves 11 de abril, el Consejo Regional vote sobre los requerimientos solicitados por los alumnos, en una sesión que se llevará a cabo nuevamente en el Liceo A-5.

“Hemos comisionado junto al Core en el A5 conociendo sus demandas y entendiendo que debíamos revisar sus dependencias y resolver. Ellos piden  implementos tecnológicos. El Core hoy recomendó que se pueda gestionar con recursos regionales y el jueves sesionaremos acá para que se pueda dar certeza de que la voluntad del Core y Gore es aprobar recursos a un sostenedor que es el SLEP Chinchorro”, puntualizó la máxima autoridad regional.

“Hoy asumimos un compromiso público como Gobierno Regional para levantar un Plan Maestro de mejoramiento del SLEP, de las dependencias de los establecimientos educacionales, aspiramos a que sea el 70 por ciento de los establecimientos del SLEP, los que puedan tener financiamiento regional. Vamos a sostener reuniones con el ministro de Educación para levantar este plan y que así el SLEP pueda mejorar sus condiciones. Hoy son 762 millones que se entregarían para tecnología al SLEP, pero no pudiese suceder que en 5 años más, cuando estos equipos estén obsoletos, nuevamente tengamos que destinar recursos regionales. Deben hacer una planificación de sus gastos para que cuando sea necesaria la renovación de estos equipamientos sea con recursos propios”, añadió el gobernador regional.      

Los motivos centrales que llevaron a los estudiantes a paralizar las clases incluyen la falta de implementos tecnológicos, las malas condiciones de infraestructura y la carencia de personal docente. Manifestaron que a pesar de compromisos previos los implementos prometidos no han sido entregados, lo que ha exacerbado la situación y generado descontento entre la comunidad educativa.

El petitorio presentado por los estudiantes y el presidente del Centro de Alumnos, Diego Merino, consta de siete puntos, entre los cuales se destaca la solicitud de seguimiento por parte de las autoridades a los compromisos adquiridos, la asignación de profesores de reemplazo según las necesidades, y la provisión de equipos tecnológicos como notebooks, wifi y electricidad para su funcionamiento.

El apoyo a la movilización ha sido evidente por parte de los asistentes de la educación, profesores y apoderados, quienes reconocen que las demandas estudiantiles son un problema que afecta a toda la comunidad educativa. Se ha planteado la creación de una comisión integrada por todos los estamentos para abordar el curso de la manifestación y buscar soluciones concretas.

La unidad y determinación mostradas por los estudiantes del Liceo A-5 y su comunidad educativa son un ejemplo destacado en medio de las dificultades que enfrenta la educación pública en la región y a nivel nacional.