Arica Contigo Web

Defensoría Regional promovió el empoderamiento de mujeres líderes aymaras

La Defensoría Regional de Arica y Parinacota continúa su compromiso en el fortalecimiento de las comunidades de pueblos originarios locales. En este contexto la entidad preparó una charla, donde se difundió su rol en materia de la defensa especializada y los derechos que tienen las mujeres de pueblos originarios, dentro del sistema penal.

Además, en ese marco, a través de la facilitadora intercultural Inés Flores Huanca, continúa su compromiso con la protección de los derechos y el bienestar de todas las comunidades, esta vez enfocándose en las mujeres aymaras, para abordar la prevención en materia de violencia intrafamiliar y los mecanismos de empoderamiento desde lo propio.

La violencia intrafamiliar es un problema que afecta a comunidades de todo el mundo, y las comunidades aymaras no son una excepción. Reconociendo esta realidad, la Defensoría Regional ha asumido el compromiso de capacitar y empoderar a mujeres aymaras para que puedan ser agentes de cambio dentro de sus comunidades.

El encuentro, se centró en brindar información sobre los diferentes tipos de violencia intrafamiliar, sus impactos en las comunidades aymaras y las estrategias efectivas para prevenir y abordar esta problemática.

También, se destacaron los mecanismos de empoderamiento desde lo propio, que incluyen el fortalecimiento de la autoestima; el conocimiento de los derechos de las mujeres aymaras; los mecanismos de empoderamiento de la víctima y resolución de conflictos familiares; y el fomento de relaciones saludables y equitativas dentro de las familias aymaras.

«Es crucial que las mujeres aymaras líderes, tengan el conocimiento y las herramientas necesarias para abordar la violencia intrafamiliar en sus comunidades», afirmó la facilitadora intercultural, Inés Flores Huanca.

Añadiendo que el encuentro es una oportunidad para compartir información valiosa y fomentar el diálogo sobre un tema tan importante inserto en las comunidades de la región.